Posted by on Oct 23, 2017 in Gestión, Profesionales/Autónomos | 0 comments

Régimen profesional del Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente (trade)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

autonomo dependienteLos trabajadores autónomos económicamente y Las trabajadoras autónomas económicamente
dependientes (TRADE) son aquellos que realizan una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para una persona física o jurídica, denominada cliente, del que dependen económicamente por percibir de él, al menos, el 75 por 100 de sus ingresos por
rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales.

En la actualidad es cada vez es más frecuente que las empresas externalicen actividades auxiliares, que son subcontratadas a otras empresas o a profesionales independientes. Estos últimos son los denominados trabajadores/as autónomos dependientes o TRADE.

No se considerará autónomo/a económicamente dependiente a los/as titulares de establecimientos comerciales e industriales y de oficinas y despachos abiertos al público y los/as profesionales que ejerzan su profesión con otros en régimen societario o bajo cualquier otra forma jurídica admitida en derecho.

Los trabajadores autónomos econó­micamente dependientes tendrán:
• Seguridad jurídica y protección en sus contratos (el contrato debe formalizarse obligatoriamente por escrito, y ser registrado en oficina pública)
• Podrán firmar acuerdos de interés profesional entre asociaciones de autónomos/as o sindicatos y empresas para las que presten servicios
• El trabajador/a autónomo/a económicamente dependiente dispondrá, como mínimo, de 18 días anuales de interrupción de su actividad
• En el caso de que extinción del contrato no sea justificada podrá indemnizarse al autónomo/a por los daños que se le ocasionen.
• Se reconoce la jurisdicción de lo social para los litigios de los trabajadores autónomos económicamente dependientes. Para el desempeño de la actividad económica o profesional como trabajador/a autónomo/a económicamente dependiente, éste deberá reunir simultáneamente las siguientes condiciones:
• No tener a su cargo trabajadores/as por cuenta ajena ni contratar o subcontratar parte o toda la actividad con terceros, tanto respecto de la actividad contratada con el cliente del que dependen económicamente
como de las actividades que pudiera contratar con otros clientes.
• Ejecutar su actividad de manera diferenciada con los/as trabajadores/as que presten servicios bajo cualquier modalidad de contratación laboral por cuenta del cliente.
• Disponer de infraestructura productiva y material propios, necesarios para el ejercicio de la actividad e independientes de los de su cliente, cuando en dicha actividad sean relevantes económicamente.
• Desarrollar su actividad con criterios organizativos propios, sin perjuicio de las indicaciones técnicas que pudiese recibir de su cliente.
• Percibir una contraprestación económica en función del resultado de su actividad, de acuerdo con lo pactado con el cliente y asumiendo riesgo y ventura de aquella.

Los/as trabajadores/as Autónomos/as Econó­micamente Dependientes (TRADE) deberán incorporar obligatoriamente, dentro del ámbito de la acción protectora de la Seguridad Social, la cobertura de la incapacidad temporal y de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad
Social.

CONCEPTO DEL TRABAJADOR/A AUTÓNOMO/A ECONÓMICAMENTE DEPENDIENTE (TRADE)

Concepto de TRADE. El Trabajador/a Autónomo/a Económicamente Dependiente (TRADE), es aquella persona que perciben al menos el 75% de sus ingresos de un mismo cliente.

  1. Realiza su actividad de modo personal y directo
  2. Mantiene una dependencia económica y técnica con el cliente principal
  3. No tiene trabajadores/as por cuenta ajena ni contratar o subcontratar parte o toda la actividad con terceros

En el Estatuto del Trabajo Autónomo….

  1. Se define la figura y se regula el régimen profesional de los/as TRADES
  2. Se concreta las condiciones específicas para determinar quiénes pueden ser considerados Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes
  3. Se reconoce una serie de derechos pero no están suficientemente desarrollados por lo que los/as TRADE quedan desamparados en aspectos como la cotización, el contenido de los acuerdos y contratos con el cliente, las prestaciones etc…)

Los acuerdos de interés profesional (AIP)

Los AIP son acuerdos negociados entre los sindicatos o asociaciones que representen a los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE) y las empresas para las cuales ejecutan su actividad
profesional. Los AIP se han de concertar por escrito y son, en definitiva, el equivalente, para los TRADE, de los Convenios Colectivos para los/as trabajadores y trabajadoras asalariados que negocian los sindicatos y
las patronales y que regulan las condiciones de trabajo en los respectivos ámbitos, profesionales y territoriales que engloba cada Convenio.

Un aspecto importante es que, legalmente, los AIP solo los pueden negociar y firmar sindicatos y organizaciones de autónomos legalmente constituidas. Un AIP firmado por una “comisión” o “delegación” de los propios autónomos afectados, sin la firma de de un sindicato o asociación de autónomos no tiene ninguna base legal.

¿A quién afectan? A diferencia de los Convenios Colectivos del mundo asalariado, que afectan a la totalidad
de trabajadores y trabajadoras del ámbito profesional y territorial que tenga cada uno de ellos, en el caso de los AIP estos solo se aplican a los TRADES afiliados/as a los sindicatos o asociaciones firmantes del
acuerdo y que hayan manifestado expresamente su consentimiento al mismo. Son por lo tanto “acuerdos de eficacia limitada”.

Contenidos de los AIP. Los AIP pueden establecer las condiciones de forma, tiempo y lugares de ejecución
de la actividad profesional contratada, así como otras condiciones generales de contratación. El único límite que marca la ley que los acuerdos han de observar los limites y las condiciones establecidas en la legislación de defensa de la competencia. Por lo tanto en los AIP se pueden establecer, claramente, aspectos relacionados con la remuneración económica, la forma de pago de la misma, permisos para la interrupción de la prestación de los servicios profesionales, sean estos retribuidos o no, formación, la prevención de riesgos i la coordinación de actividades empresariales, etc.

¿Qué valor legal tienen? Según la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo, los AIP son fuente del régimen
profesional de los trabajadores autónomos económicamente dependientes. Cualquier cláusula del contrato individual de un TRADE afiliado/a a un sindicato o asociado/a a una organización de autónomos/as es nula cuando entre en contradicción con lo que dispone un AIP firmado por el mencionado sindicato o asociación que sea aplicable al trabajador por haber prestado su consentimiento. Se entienden como nulas y sin efectos las cláusulas de los AIP contrarias a disposiciones legales de derecho necesario. Los AIP se
han de pactar al amparo de las disposiciones del Código Civil. Recomendaciones en la negociación de los AIP

A continuación se detalla algunos de los elementos clave a la hora de negociar un AIP:

  1. El contenido de los AIP ha de significar la mejora de todas, o la inmensa mayoría, de las condiciones mínimas que incluye la Ley de Estatuto Autónomo para los TRADE.
  2. Intentar incluir el reconocimiento, en cuanto a “status” y posibles “permisos sindicales” para las personas más comprometidas sindicalmente en cada colectivo y que hayan participado activamente
    en la organización del sindicato en el ámbito en cuestión y en la propia negociación del AIP.
  3. Es básico garantizar, para evitar la división presente o futura del colectivo y, por lo tanto la debilidad sindical, que cuando en el ámbito de un AIP trabajen TRADES y otros autónomos/as que no reúnen los requisitos legales para ser TRADE, las condiciones del AIP sean extensibles a estas otras personas, evidentemente que estén afiliadas a las organizaciones firmantes, mediante la inclusión del contenido del AIP en el respectivo contrato mercantil de prestación de servicios.

Fuente: CCOO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *